Situaciones especiales
  • RADIOCIRUGÍA EN NIÑOS
    La Radiocirugía puede ser necesaria en niños cuya colaboración, como en otras áreas médicas, no es la adecuada para tratamientos tan precisos: la colocación del marco es complicada, no suelen permanecer quietos en las pruebas de imagen ni tienen buena predisposición para permanecer tranquilos durante la irradiación. Por ello se lleva a cabo el procedimiento bajo anestesia general. Esto no supone ningún problema para la Radiocirugía y tan sólo implica los riesgos añadidos en relación a la anestesia. Pero en muchas ocasiones estos riesgos se minimizan al poderse utilizar tan sólo sedación. De hecho, puede que no se precise ni siquiera la permanencia hospitalaria y el niño sea dado de alta el mismo día de la Radiocirugía.

  • REPETICIÓN DEL TRATAMIENTO DE RADIOCIRUGÍA
    En ocasiones puede ser preciso repetir el tratamiento con radiocirugía: por crecimiento de nuevas zonas periféricas del tumor, recidiva del dolor neurálgico, aparición de nuevas lesiones o cierre incompleto de una MAV. Este segundo tratamiento, al igual que cuando se usan otras técnicas de irradiación, debe ser cuidadosamente evaluado e individualizado, teniendo especial importancia las dosis previamente recibidas así como las zonas de riesgo ya irradiadas. Pero no suele ser problemático precisamente por la escasa radiación recibida por el tejido sano.

 



SER © 2018